Historia en Mar del Plata



Desde 1970, siendo IMES y luego Escuela de Capacitacion Femenina N° 1
“ Maria Auxiliadora”, dependiente de la Municipalidad de General Pueyrredón, es  de la Escuela de Capacitación Laboral de la que han egresado miles de adolescentes , jóvenes y adultos formados en los tradicionales oficios del área administrativa, vestimenta y belleza.
En 1999 se amplió la oferta escolar a los bienes y servicios en hotelería, gastronomía y turismo, dados los requerimientos de la demanda turística, pasando a llamarse ESCUELA MUNICIPAL DE FORMACION PROFESIONAL N°8 MARIA AUXILIADORA.



Si bien esta Escuela tiene alumnos adultos, los principales destinatarios son adolescentes y jóvenes pues se trabaja con el Sistema Preventivo Salesiano. Ellos están en formación, son quienes tienen menor inserción laboral y a quienes puede orientarse, contenerse con mayor eficacia y promocionar mediante la escolarización.








¿Cuáles son sus objetivos?
Una combinación de las dos características de la FORMACIÓN PROFESIONAL:

1) Sólida capacitación e instrucción, unida a la creación de habilidades personales
2) Importancia de lo laboral en la producción de bienes y servicios
Se funda con ambos un ámbito propicio para la promoción de la persona (adolescente, joven, adulto), la valoración de la dignidad del trabajo, a través de encuentros, y del clima escolar.

El aprendizaje de un oficio se completa con práctica en aula taller. En el área “Hotelería y Gastronomía”, existen pasantías laborales en reconocidos hoteles y restaurants.
El resultado es un alto nivel de ocupación del alumnado por la capacitación y la importancia de las actitudes en el desempeño laboral.



¿Qué ofrece esta EFP a la comunidad?

Mar del Plata tiene uno de los índices de desocupación más elevados de la República Argentina. El turismo genera importantes recursos económicos para la ciudad y por tanto, es una fuente importante de puestos de trabajo. Las empresas de servicios, requieren personal cada vez más formado. Antiguamente este tipo de capacitación era brindada exclusivamente por instituciones privadas, a las que podía acceder sólo un grupo que solventaba el costo educativo. La realidad era que una mayoría no tenía empleo por no poder acceder a la capacitación, y como consecuencia de no poder trabajar tampoco tenía recursos para poder capacitarse. El círculo vicioso de la pobreza se reproducía en una rueda sin fin. La EDUCACIÓN GRATUITA ROMPE EL CÍRCULO DE LA FATALIDAD. 



Podemos resumir en una frase la idea que ronda esta escuela:
“HACETE VALER POR EL SABER” porque seguimos apostando a que la educación es la esperanza de mejorar socialmente.